Recuperación de hidroxitirosol del alperujo mediante autohidrólisis y posterior adsorición

RECUPERACIÓN DE HIDROXITIROSOL DEL ALPERUJO MEDIANTE AUTOHIDRÓLISIS Y POSTERIOR ADSORCIÓN

Santiago Eloy Rivera Garrido
Reanga Química. C/ Gonzalo de Córdoba, no 10. 10810 Montehermoso (Cáceres), Dr. Jacinto Sánchez Casas y Dr. Manuel A. Martínez Cañas.
Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX).
XX SIMPOSIUM CIENTÍFICO-TÉCNICO EXPOLIVA 2021

El trabajo pretende ofrecer una solución a la problemática del alperujo, planteando un tratamiento de autohidrólisis que permita, tras una etapa sencilla de filtración, un fraccionamiento de este subproducto en una fase sólida, apta para posteriores aprovechamientos, y una fase líquida enriquecida en compuestos polifenólicos que puedan recuperarse con el doble objetivo de eliminar su carácter tóxico y de obtener un compuesto bioactivo válido para la industria alimentaria o cosmética. Entre los compuestos presentes en el líquido hidrolizado obtenido resulta especialmente valioso el Hidroxitirosol (HTir), perteneciente al grupo de los ortodifenoles. A continuación se prueba el uso de una resina de afinidad específica por los ortodifenoles, que se designará como “resina 1”, para la separación del HTir, con la intención de obtener los datos de la cinética de esta adsorción y compararlos con otra resina cuyo uso para la adsorción de HTir ya está validado (resina Amberlite XAD-16®). La conclusión es que la resina 1 resulta más apropiada que la Amberlite para la adsorción de HTir de los hidrolizados de alperujo, con un mayor rendimiento y especificidad, permitiendo adsorber un promedio de 1,63 mg/g resina. La mayor recuperación se consigue empleando como disolvente de elución etanol:agua al 48%, con un promedio de 0,96 mg HTir / g resina.

1. INTRODUCCIÓN

1.1.Problemática actual del alperujo.

Los orujos de las almazaras, cuando se utilizaba el proceso de tres fases para la obtención del aceite de oliva, se destinaban a la obtención de aceite de orujo mediante extracción con disolventes, previo secado del agua en trómeles de secado para evitar o detener la fermentación de la materia prima. Este proceso tenía dos inconvenientes desde el punto de vista ambiental: por un lado, el alto consumo de agua y por otro la generación de un residuo acuoso, el alpechín, de alto poder contaminante debido principalmente al fuerte poder fitotóxico de los polifenoles disueltos, la presencia de grasa y su alta DQO y DBO.

La imposición del sistema de dos fases a partir de los años noventa del pasado siglo, aunque ha reducido el consumo de agua en las almazaras y ha eliminado el problema de la contaminación del alpechín, ha introducido un nuevo subproducto, el alperujo. Este subproducto puede considerarse más bien un residuo dado su poco aprovechamiento actual y que, al contener los componentes del antiguo alpechín, comparte sus características contaminantes. Al encontrarse mucho más húmedo que los antiguos orujos, su secado previo a la extracción del aceite de orujo resulta antieconómico dada la gran cantidad de agua que hay que eliminar, añadido a que las altas temperaturas a las que hay que calentarlo provocan transformaciones en el aceite que reducen su calidad, así como formación de compuestos tóxicos como benzopirenos. Esto ha hecho bajar la confianza del consumidor en el aceite de orujo. Además, el mayor contenido de azúcares en el alperujo con respecto al orujo tradicional provoca un mayor deterioro en los equipos de secado.

Por ello, el tratamiento del alperujo que ha empezado a imponerse es la separación de aceite mediante repaso o segunda centrifugación y, posteriormente, la obtención de energía calorífica mediante la combustión del resto del alperujo, como la menos mala de las maneras de eliminar el residuo.

Sin embargo, este tratamiento no permite sacar aprovechamiento de los distintos componentes del alperujo. De estos componentes, destacan los polifenoles, particularmente el hidroxitirosol (HTir). El HTir tiene un poder antioxidante mucho más alto que las sustancias actualmente utilizadas en la industria alimentaria y además aporta a los alimentos a los que se añade propiedades nutracéuticas beneficiosas para la salud.

1.2.Tratamiento hidrotérmico de los residuos de biomasa y aplicación al alperujo.

Por distintos motivos de tipo ambiental, económico o estratégico, está cobrando en los últimos años notable interés el uso de la biomasa como materia prima para la obtención de energía, materiales y productos químicos en general, y de modo especial los residuos de naturaleza lignocelulósica procedente del sector agrario y agroalimentario. Este tipo de materiales requieren ser sometidos a pretratamientos fisicoquímicos para efectuar la separación de la lignina y la hemicelulosa y permitir la accesibilidad de la celulosa para posterior aprovechamiento de los sacáridos que la componen. Se han desarrollado y puesto en práctica diversos pretratamientos, como explosión a vapor, explosión con amoniaco, etc., siendo la más extendida y habitual la autohidrólisis con agua a alta temperatura y presión durante un tiempo determinado seguido de enfriamiento y descompresión paulatina. Este tipo de tratamiento ha sido probado con distintos tipos de residuos de naturaleza lignocelulósica para permitir el aprovechamiento del mismo.

El alperujo, como residuo de especial significancia por los motivos ya explicados no ha sido ajeno a este desarrollo, y ha sido sometido a pruebas de tratamiento hidrotérmico para su aprovechamiento.

Es necesario tener en cuenta, sin embargo, que durante el tratamiento puede generarse hidroximetrilfurfural (HMF) como resultado de reacciones de degradación térmica de los azúcares. La presencia de este compuesto en una fuente de polifenoles que se pretende usar en la industria alimentaria es indeseada, ya que por encima de determinados valores resulta tóxico para los humanos.

De acuerdo con los resultados obtenidos en los trabajos llevados a cabo, se ha observado que el tratamiento hidrotérmico del alperujo permite:

  • Solubilizar polifenoles de interés de la fase sólida a la fase acuosa en la que después podrán recuperarse.
  • Solubilizar y por tanto disminuir parte de la fase sólida y con ello concentrar el aceite en la fase sólida.
  • Facilitar la separación de las fases líquida y sólida mediante operaciones físicas, como decantación o centrifugación y posterior filtrado o prensado para obtener un sólido más seco y más fácil de aprovechar por la industria orujera tradicional. Gracias a la ruptura del sólido debida al tratamiento hidrotérmico, el prensado de éste será más sencillo, obteniéndose un sólido desmenuzado.

Sin embargo, no se han llevado a cabo estudios comparativos de concentraciones de HTir y otros polifenoles resultado de autohidrólisis de alperujos a temperaturas medias y altas y tiempos de tratamiento medios y largos, con seguimiento de la extracción de HTir y otros polifenoles y de la generación de HMF para poder seleccionar las mejores condiciones para la extracción de polifenoles.

En investigaciones realizadas por la start-up Reanga Química en colaboración con el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), se establecieron como condiciones más convenientes para la extracción de HTir a partir del alperujo mediante autohidrólisis las siguientes: una temperatura de 140oC durante un tiempo de 120 min.

1.3.Separación de polifenoles de fuentes líquidas

Como se ha explicado en el apartado anterior, el someter el alperujo a una reacción de autohidrólisis permite separar una fase sólida con mejores posibilidades de aprovechamiento

que el alperujo crudo y una fase líquida enriquecida en componentes polifenólicos, entre los que destaca el hidroxitirosol, que es necesario separar.

La presencia de fenoles y polifenoles en efluentes líquidos no es un problema nuevo. El uso de resinas de poliestireno-divinilbenceno (como Amberlite XAD-4® o XAD-16®) para la adsorción de este tipo de compuestos, por los que muestran bastante afinidad, es una práctica conocida desde hace años dentro de las técnicas de depuración de aguas residuales.

En el Instituto de la Grasa perteneciente al CSIC se han llevado a cabo una serie de investigaciones para desarrollar un proceso de separación del hidroxitirosol por técnicas de cromatografías de adsorción. El proceso desarrollado consiste en 2 etapas consecutivas de adsorción: una primera columna de resina de intercambio iónico aniónica fuerte a base de poliestireno y una columna de resina XAD-16. La primera columna evita la adsorción, junto con el HTir, de otros compuestos no deseados presentes en la fase líquida, como el HMF (generado como se explicó durante el tratamiento hidrotérmico del alperujo), que es tóxico para los humanos, así como muchos otros que hacían necesarias continuas y fuertes regeneraciones de la columna, lo que acortaba su vida útil.

Existen sin embargo algunas resinas con una mayor afinidad por los polifenoles, cuyo comportamiento no ha sido evaluado para las fases líquidas procedentes del tratamiento del alperujo. Existe en concreto una resina, que se designará en el presente trabajo como “resina 1”, cuya afinidad específica por los ortodifenoles (como el HTir) es muy alta. La validación del uso de esta resina para la separación del HTir y otros polifenoles afines permitiría el desarrollo de un novedoso proceso de obtención de los mismos a partir de una fuente líquida en una única etapa, lo que supondría una ventaja importante con respecto a la actualmente existente en dos etapas.

2. MÉTODOS Y MATERIALES

Materiales:

Alperujo obtenido como subproducto del proceso de obtención de aceite de oliva mediante centrifugación en dos fases, proporcionado por la empresa Jacoliva S.L. (Pozuelo de Zarzón, Cáceres). Este material de partida fue homogeneizado y conservado mediante congelación hasta su uso en los distintos ensayos de autohidrólisis.

Resinas de adsorción:

  • Una resina cuyo uso para esta aplicación no había sido ensayado previamente, y a la que se designará como “resina 1”.
  • Resina Amberlite XAD-16 fabricada por Alfa Aesar. Esta resina se designará como “resina 2”.

    Técnicas analíticas:

    La totalidad de las determinaciones analíticas fueron realizadas por triplicado y por parte de personal investigador del CICYTEX de acuerdo con sus propios procedimientos de análisis.

    La determinación de humedad en el alperujo de partida se hizo mediante un equipo NIR. Se tomaron dos submuestras del alperujo recogido, una designada como “A” y otra como “B”.

    La determinación de HTir, Tirosol (Tir), HMF, tanto en el alperujo de partida como en el líquido procedente del hidrolizado del alperujo, fue realizado mediante HPLC con detección fluorescente.

    La composición del alperujo de acuerdo con la caracterización realizada, expresada en base seca, fue la siguiente:

Muestra Humedad, % Htir, mg/Kg Tir, mg/Kg HMF, Fenoles totales
mg/Kg mg/Kg
A1 73,13 6.694,63 132,47 nd 17.224,50
A2 73,81 7.340,86 139,42 nd 18.841,80
A3 73,53 7.296,02 139,09 nd 19.773,50
A 73,49 ± 0,85 7.110,47 ± 896,47 136,93 ± 9,77 nd 18.613,3 ± 3.204,1
B1 72,33 6.895,23 129,87 nd 17.096,20
B2 72,4 6.914,87 135,19 nd 17.993,80
B3 72,98 7.102,44 145,98 nd 18.308,10
B 72,57 ± 0,89 6.970,85 ± 284,17 137,01 ± 20,39 nd 17.799,4 ± 1.562,3

Reactor de autohidrólisis y procedimiento:

El alperujo de partida fue sometido a un tratamiento de autohidrólisis en un reactor a presión de escala laboratorio de 500 ml de capacidad (modelo RS500-SMH, Ilshin Autocable Co. Ltd., Corea  del  Sur).  El  reactor  está  construido  en  acero  inoxidable  AISI 316  y  dispone  de calentamiento por resistencia eléctrica, agitación mediante acoplamiento magnético y sistema de control automático. El equipo dispone de un serpentín de refrigeración mediante agua para enfriar el contenido del reactor al finalizar cada ensayo.

Cada ensayo se hizo a partir de 82,0 g de alperujo húmedo al que se añadieron 260 ml de agua desionizada. La velocidad de agitación se fijó en 400 rpm. Como resultado de anteriores investigaciones realizadas, se seleccionó una temperatura de tratamiento de 120ºC y un tiempo de tratamiento de 120 minutos. Este tiempo de tratamiento comenzó a contarse a partir de que se alcanzara la temperatura de tratamiento seleccionada. Una vez finalizado el tratamiento, el calentador se paró, se accionó el serpentín de refrigeración y la agitación se mantuvo con el reactor sellado hasta que la temperatura bajó a los 40ºC. Entonces, el reactor se abrió y el contenido se filtró, separando la fracción sólida insoluble en agua y el líquido filtrado. Ambas fracciones fueron cuantificadas mediante pesado, y las fracciones líquidas fueron enviadas al CICYTEX para el análisis de contenido de HTir, Tir e HMF, como se comentó más arriba.

Ensayos de adsorción sobre resinas.

Para la realización de los ensayos de adsorción, se desarrolló un procedimiento propio basado en Buran et al (2014).

Antes de realizar los ensayos de adsorción, las resinas fueron acondicionadas a temperatura ambiente de acuerdo con las instrucciones del fabricante. A la resina 1 se le añadió agua desionizada en una proporción 1:10 (1,00 g de resina 1 en 10 ml de agua) y se mantuvo 15 minutos en agitación a 180 rpm, filtrando posteriormente. En cuanto a la resina 2, se añadió etanol 96% en una proporción 1:3 (1,00 g de resina en 3 ml de etanol 96%), se mantuvo 15 minutos en agitación a 180 rpm, se filtró y se lavó la resina tres veces con agua desionizada.

 

Los ensayos de adsorción y desorción se realizaron por triplicado.

En primer lugar, se llevó a cabo la determinación de la cinética de adsorción en la resina 1, a la cual se le añadieron 25 ml de hidrolizado durante los tiempos de contacto establecidos (1, 2, 4, 8, 15 y 30 minutos). Como resultado de estos ensayos, se establece un tiempo de contacto óptimo de 10 minutos, como se explicará en el apartado de resultados.

A continuación se realizaron los ensayos de adsorción con los tiempos de contacto óptimos para cada resina y posterior desorción.

En el caso de la resina 1, el tiempo de contacto elegido fue de 10 minutos como se comentaba más arriba. Se añadieron 25 ml de hidrolizado a la resina (previamente acondicionada) y se mantuvo en agitación a 180 rpm durante 10 minutos. A continuación se filtró la resina, guardándose el líquido filtrado que fue enviado al CICYTEX para su análisis. Después se procedió al lavado de la resina en agitador a 180 rpm con 20 ml de agua desionizada durante 20 minutos a temperatura ambiente, filtrando y separando la resina limpia una vez finalizado.

Para realizar los ensayos de desorción, se pasó la resina resultante del ensayo de adsorción arriba explicado a un matraz Erlenmeyer y se añadieron 50 ml de disolvente. Se fijaron las condiciones de agitación (180 rpm) y temperatura para cada disolvente (temperatura de ebullición en cada caso) y se realizó el ensayo durante 30 minutos, calentando a reflujo para evitar pérdida de disolvente. Los disolventes seleccionados fueron 3: agua desionizada, etanol 96% y mezcla de ambos (etanol 48%).

En cuanto a la resina 2, para la realización de los ensayos de adsorción se añadieron 25 ml de hidrolizado sobre 1,00 g de resina (previamente acondicionada) y mantenemos en agitación con 180 rpm a temperatura ambiente durante 30 minutos. A continuación se filtró la resina, guardándose el líquido filtrado que fue enviado al CICYTEX para su análisis. Después se procedió al lavado de la resina en agitador a 180 rpm con 20 ml de agua desionizada durante 20 minutos a temperatura ambiente, filtrando y separando la resina limpia una vez finalizado.

Los ensayos de desorción se realizaron usando 50 ml de disolvente a 180 rpm, 35ºC de temperatura durante 30 minutos. Los 3 disolventes empleados fueron etanol 48%, etanol 72% y etanol 96%.

3. RESULTADOS

 

3.1. Autohidrólisis del alperujo

Se han realizado un total de 7 ensayos de autohidrólisis en las condiciones fijadas, en los que se ha conseguido obtener el suficiente hidrolizado para realizar los posteriores ensayos de adsorción y elución.

 

3.2. Cinética de adsorción

Hidroxitirosol:

Tras 2 minutos de contacto se ha alcanzado una adsorción q = 1,88 ± 0,39 mg HTir / g resina. Estos valores permanecen bastante constantes en los sucesivos tiempos de contacto, siendo q = 1,62 ± 0,21 mg HTir / g resina a t = 30 minutos de contacto.

Los datos presentan una dispersión aceptable en casi todos los casos, con la excepción del grupo de ensayos realizados con t = 10 minutos, con un valor medio análogo al resto de resultados pero la dispersión muy alta.

Tirosol:

Los valores obtenidos presentan, en general, una mayor dispersión que los datos de HTir, especialmente en los intervalos más centrales de la tabla de datos (t = 4, 8 y 10 minutos).

Los valores de q obtenidos no parecen seguir una evolución correspondiente con una cinética de adsorción habitual. Las cantidades adsorbidas q obtenidas a t = 2 min son de 0,62 ± 0,13 mg Tir / g resina, muy similares a las que se alcanzan a t = 15 min (0,67 ± 0,17) y a t = 30 min (0,53 ± 0,07). Sin embargo, los resultados medios obtenidos para t = 8 min y t = 10 min son de 0,94 y 1,04 mg/g respectivamente.

4. DISCUSIÓN

 

4.1. Autohidrólisis del alperujo

En cuanto a los rendimientos de la extracción de HTir, teniendo en cuenta los análisis de las muestras líquidas, los volúmenes de líquido obtenido y la caracterización del alperujo de partida, las conclusiones son las siguientes:

–     Las cantidades de HTir extraídas son de 364 ± 87 mg/Kg de alperujo en base húmeda.

–     Estas extracciones se corresponden con un porcentaje medio de un 22% del HT disponible en el alperujo de partida.

En lo que respecta al efecto del tratamiento de autohidrólisis en el material de partida, se observa que los ensayos han dado como resultado una hidrólisis parcial del alperujo tratado que resulta en un sólido fibroso fácilmente separable mediante filtración de la fase líquida.

4.2. Cinética de adsorción:

Hidroxitirosol:

Los datos parecen mostrar que se alcanza el equilibrio de un modo muy rápido. Resulta, sin embargo, extraño que en un tiempo de contacto t tan corto (2 minutos) se haya alcanzado el equilibrio de adsorción entre la fase líquida y la sólida, y se plantea la hipótesis de que el hidrolizado de partida, pese a haber sido filtrado, presente impurezas y partículas de tamaño muy pequeño que puedan interferir en el proceso de adsorción, bloqueando la superficie de las partículas de la resina y evitando que el fenómeno de adsorción de HTir sobre las mismas pueda continuar. De ser así se requeriría una etapa de filtración de hidrolizado usando un menor tamaño de poro.

En cuanto a la alta dispersión de datos en el grupo de ensayos realizados con t = 10 minutos, una posible causa es la variabilidad en la presencia de partículas que se ha propuesto como hipótesis para explicar el corto tiempo en que se alcanza una “q” estable. También puede ser debido a la complejidad de la muestra de partida, obtenida mediante autohidrólisis del alperujo, que contiene una gran cantidad de compuestos que pueden interferir en el proceso de adsorción.

Se plantearon como posibles mecanismos una cinética de adsorción de pseudo primer orden y pseudo segundo orden. Sin embargo, no pudo analizarse la correspondencia de los resultados a una cinética de pseudo primer orden debido a la imposibilidad de obtener la ecuación linealizada de Lagergren que modeliza este tipo de cinética debido a la imposibilidad de calcular la diferencia qe – qt, pues como ya se explicó no hay un valor de q en el equilibrio, qe, que se pueda comparar con el q en cada tiempo, qt, sino que más bien ambos valores coinciden al alcanzarse de modo muy rápido la saturación de la resina 1.

En cuanto a una cinética de pseudo segundo orden, se comprobó el posible ajuste de los datos obtenidos a la ecuación linealizada que modeliza este tipo de cinética:

t/q = [1/(Kads2·qe2)] + (1/qe)·t

Al representar gráficamente los resultados y realizar una regresión lineal no se consigue un buen ajuste (r2 = 0,6955), debido posiblemente a las interferencias en el fenómeno de la adsorción que ya se han comentado. Las constantes cinéticas obtenidas son qe = 1,627 mg/g y Kads2 = 0,527 g/mg·min.

En los ensayos de adsorción con la resina 2 se consiguieron retener 1,43 ± 0,26 mg HTir / g resina, es decir, unas cantidades bastante similares (ligeramente inferiores) a las obtenidas con la resina 1.

Tirosol:

En este caso, los datos de equilibrio son más difíciles de interpretar.

Una posible causa de la mayor dispersión de datos es que, debido a que las cantidades de Tir son más pequeñas que las de HTir, los errores asociados a las determinaciones analíticas serán mayores.

Como posible explicación a la desviación de los valores obtenidos para t = 8 min y t = 10 min (valores medios de 0,94 y 1,04 mg/g) con respecto al resto de valores a t menores y mayores, cabría plantear la misma hipótesis que se hizo para el HTir en cuanto a impurezas y partículas que puedan estar interfiriendo en la adsorción. Este incremento de q para t = 8 min y 10 min podría ser debido a una mayor adsorción a mayores t hasta alcanzar la situación de equilibrio, pero eso no cuadra con el hecho ya mencionado de que q vuelve a reducirse para t mayores (15 y 30 min) en los que ya debería haberse alcanzado el equilibrio.

Sin embargo, pese a estas discordancias, cuando se comprueban los datos obtenidos se observa un mejor ajuste a una cinética de pseudo segundo orden que en el caso del HTir, obteniéndose una recta de regresión con una r2 = 0,85 a la que correspondería una qe = 0,60 mg/g. Pudo comprobarse por otro lado que los resultados no se ajustan a una cinética de pseudo primer orden de acuerdo con la ecuación linealizada de Lagergren.

 

4.3. Desorción

Hidroxitirosol:

Para la resina 1 los mejores resultados se obtuvieron utilizando etanol:agua al 48%, en que se consiguió desorber un promedio de 0,96 mg HTir / g resina. El segundo mejor resultado se consiguió con etanol 96%, en que se consiguió desorber 0,62 ± 0,16 mg HTir / g resina. Empleando agua, no se consiguió eluir una cantidad detectable de HTir.

En cuanto a los ensayos de elución con la resina 2, con ninguno de los 3 disolventes empleados se consiguen desorber cantidades detectables de HTir.

Por lo que puede concluirse que el uso de la resina 1 para adsorber y de etanol:agua al 48%, en las condiciones de agitación, tiempo y temperatura definidos, es la mejor técnica de las ensayadas para la recuperación de HTir de las aguas procedentes del hidrolizado del alperujo.

Tirosol:

En los ensayos de adsorción con la resina 2 se consiguieron retener 4,06 ± 0,08 mg Tir / g resina, es decir, unas cantidades mucho mayores que la obtenida de HTir por esta misma resina (~1,43) o de Tir obtenidas con la resina 1 (~0,60). Esto puede ser debido a que la resina 2 es mucho menos específica que la resina 1 para la adsorción de ortodifenoles, como el HTir. Por lo que se confirma la selectividad de la resina 2 para la adsorción del HTir, tal como se planteaba en los objetivos del proyecto de investigación.

Con respecto a los ensayos de elución, para la resina 1 no se consiguieron eluir cantidades de Tir detectables empleando agua como disolvente, al igual que sucedía con el HTir. Para los otros dos disolventes utilizados, los valores no variaron de un modo significativo con el uso de etanol:agua 48% o etanol 96%, obteniéndose un valor medio de 0,34 mg/g. Sin embargo, al contrario de lo que sucedía con el HTir, la dispersión de los resultados obtenidos fue muy alta.

En cuanto a la elución con la resina 2, al contrario de lo que sucedía con el HTir, sí consiguieron eluirse  cantidades  detectables  de  Tir.  La  mayor  elución  fue  empleando etanol:agua al 72%, consiguiéndose eluir 0,56 ± 0,07 mg Tir / g resina. Para los otros dos disolventes  empleados, etanol 96%  y  etanol:agua 48%,  no  se  observaron  diferencias significativas, obteniéndose 0,42 ± 0,03 mg/g.

Por lo tanto, considerando que el objetivo del proyecto es la obtención de HTir lo más puro posible, se confirma que el uso de la resina 2 es más apropiado que el uso de la resina XAD-16, obteniéndose menores cantidades de Tir en relación al HTir recuperado.

Hidroximetilfurfural:

En los ensayos de adsorción con la resina 1 se observó un valor medio de 0,26 mg/g de HFM retenido. La dispersión de datos es bastante alta, posiblemente asociado a la complejidad en la composición del hidrolizado.

En cuanto a la resina 2, los resultados fueron mucho más desfavorables, ya que la resina retuvo 1,04 ± 0,21 mg HMF / g, es decir, 4 veces más que el valor medio para la resina 1. Esto puede ser, tal como se planteó para el Tir, debido a que la resina 2 es mucho menos específica que la resina 1 para la adsorción de ortodifenoles, como el HTir. Por lo que se confirma la selectividad de la resina 2 para la adsorción del HTir, tal como se planteaba en los objetivos del proyecto de investigación.

Con respecto a los ensayos de elución, para la resina 1 y el disolvente que permite una elución máxima de HTir (etanol:agua al 48%), la elución de HMF también fue la máxima observada, 0,20 mg/g. Esta cantidad eluida fue de 0,15 mg/g para uso de etanol 96%. En ambos casos se observan una alta dispersión de resultados. Cuando se usa agua como disolvente, no se eluyen cantidades detectables de HMF.

En cuanto a la elución con la resina 2, a pesar de que no se consigue eluir HTir, sí se produce elución de HMF en los distintos ensayos realizados. Las cantidades máximas se eluyeron con etanol:agua 72%, al igual que sucedía con el Tir, teniendo lugar la elución de 0,58 ± 0,06 mg HMF / g resina. Para los otros dos disolventes se produjeron eluciones de 0,32 mg/g para el etanol 96% y de 0,19 ± 0,01 mg/g.

Por lo tanto, considerando que el objetivo del proyecto es la obtención de HTir lo más puro posible, se confirma que el uso de la resina 1 es más apropiado que el uso de la resina XAD-16, obteniéndose menores cantidades de HMF en relación al HTir recuperado.