Aprovechamiento del Alperujo

Aprovechamiento del Alperujo

Extracción y separación de hidroxitirosol y otros compuestos polifénicos

El alperujo es el subproducto resultante de la obtención de aceite de oliva mediante la técnica de 2 fases, y actualmente su generación supone una problemática ambiental debido a su carácter contaminante. Reanga Química está trabajando en un proceso de tratamiento para la extracción de los compuestos polifenólicos de interés, principalmente el hidroxitirosol con importantes características como antioxidante natural y gran potencial en la industria alimentaria y cosmética principalmente, y que permita el mejor aprovechamiento de las fracciones resultantes. 

La imposición del sistema de dos fases para la obtención del aceite de oliva a partir de los años noventa del pasado siglo, aunque ha reducido el consumo de agua en las almazaras y ha eliminado el problema de la contaminación del alpechín (residuo acuoso muy contaminante producido en el proceso de tres fases anterior), ha introducido un nuevo subproducto, el alperujo.

Este subproducto puede considerarse más bien un residuo dado su poco aprovechamiento actual y que, al contener los componentes del antiguo alpechín (polifenoles de alto poder fitotóxico y altas DBO y DQO), comparte sus características contaminantes. Al encontrarse mucho más húmedo que los antiguos orujos, su secado previo a la extracción del aceite de orujo resulta antieconómico dada la gran cantidad de agua que hay que eliminar, añadido a que las altas temperaturas a las que hay que calentarlo provocan transformaciones en el aceite que reducen su calidad, así como formación de compuestos tóxicos como benzopirenos. Esto ha hecho bajar la confianza del consumidor en el aceite de orujo. Además, el mayor contenido de azúcares en el alperujo con respecto al orujo tradicional provoca un mayor deterioro en los equipos de secado.

Por ello, el tratamiento del alperujo que ha empezado a imponerse es la separación de aceite mediante repaso o segunda centrifugación y, posteriormente, la obtención de energía calorífica mediante la combustión del resto del alperujo, como la menos mala de las maneras de eliminar el residuo.
 
Sin embargo, este tratamiento no permite sacar aprovechamiento de los distintos componentes del alperujo. De estos componentes, destacan los polifenoles, particularmente el hidroxitirosol (HT). El HT tiene un poder antioxidante mucho más alto que las sustancias actualmente utilizadas en la industria alimentaria y además aporta a los alimentos a los que se añade propiedades nutracéuticas beneficiosas para la salud. 
Por último, la composición del alperujo, rico en celulosa y lignina, es similar a la biomasa de origen forestal y agrícola, y por tanto lo convierte en una potencial materia prima para la obtención de energía y productos químicos en el actual contexto de desarrollo de la economía verde y circular. Para poder utilizar los componentes de esta biomasa, es necesario realizar la separación de los mismo mediante un tratamiento con agua en condiciones de alta presión y temperatura que produce la ruptura de la materia en un proceso conocido como autohidrólisis. 
 
El proyecto consiste en la investigación de un tratamiento de autohidrólsis al alperujo que permita la separación de sus componentes valiosos (celulosa y lignina, principalmente) y la extracción del hidroxitirosol, así como la posterior separación selectiva usando técnicas de adsorción sobre resinas del hidroxitirosol y otros compuestos polifenólicos de alto valor e interés.